Con el uso, más bien sobreuso, de pantallas de celular, monitores y las propias luces led de las que estamos acostumbradas de forma diaria, nuestros ojos y cerebros se preparan para dormir tarde, lo que produce noches de poco sueño o dificultad al levantarse.

El cuerpo humano puede prepararse física y psicológicamente para no ingerir alimentos o no consumir líquidos durante un tiempo (en momentos de supervivencia), lo único para lo que no está preparado es para no dormir durante más de 24 hs.

El sueño es un factor muy importante de nuestro humor y de nuestro desempeño tanto laboral como personal, afectando incluso el relacionamiento con nuestros pares o familia. Es por esto que en Momentos Felices te contamos 6 trucos para mejorar tus horas de sueño y despertarte lo mejor posible todos los días:

 

 

1. Almohadas

A muchos les parece algo sencillo o de poco interés, sin embargo el uso de una buena almohada que se adapte correctamente a tu postura durante tu sueño es de suma importancia para lograr comodidad y permitir el sueño profundo.

Mientras dormimos, nuestro sueño va pasando por etapas: desde sueño liviano (cuando es más probable que te levantes por algún ruido o molestia) hasta sueño profundo (cuando estás soñando y ningún ruido o movimiento te despierta). Para lograr esta última fase, la comodidad tanto de tu colchón como de la almohada donde apoyás tu cuello es imprescindible.

 

 

2. Reducir la luz azul desde la tarde

Se trata de una luz muy presente en las pantallas de dispositivos como celulares, laptops y monitores, incluso en la luz led de tu casa o de la oficina.

Este tipo de luces durante el día son bienvenidas para el cuerpo, aunque durante la tarde-noche, inhabilitan la producción de melatonina, una de las hormonas que te ayuda a relajar y lograr el sueño profundo.

Para evitar esta luz tenés varias opciones:

Aplicar filtros en la pantalla de tu smartphone a través de la configuración o a través de una app.
Aplicar filtros en la pantalla de tu laptop o computadora, también a través de la configuración de tu monitor o laptop. Utilizanr lentes con filtro azul que permitan bloquear este tipo de luces. O, directamente, evitar el uso de dispositivos desde las 19 hs.

 

 

3. Chau café

Es clave y grandes factores que inhiben el sueño: el café y el mate.
Consumir cafeína en horas de la tarde-noche, estimula tu sistema nervioso y puede hacer que tu cuerpo detenga la posibilidad natural de relajarse durante la noche.
Este tipo de sustancias se mantiene en nuestro cuerpo durante 6 a 8 horas, por lo que tomarse un café en la tarde puede afectar tus horas de sueño.

Si es realmente algo que no podés dejar de hacer en tus tardes, quizás cambiar a café descafeinado sea una excelente opción.

 

 

4. Rutina

Al momento de definir factores que hacen al sueño de mayor calidad, tener una rutina se encuentra en el puesto número uno.

Dormirse siempre a la misma hora optimiza considerablemente la calidad del sueño, logrando un balance para que puedas despertarte de la mejor manera.

En tiempos como los actuales, donde la inmediatez y la ansiedad son parte de nuestro día a día, muchas veces no contemplamos una hora fija para dormir, lo que nos hace perder la posibilidad de dormir bien y, por tanto, se genera un efecto dominó que como decíamos puede afectar a nivel familiar y/o laboral.

¿La clave? Así como tenés una alarma para despertarte, configurá una alarma para dormir y probalo durante una semana. Se notarán los cambios de inmediato.

 

 

5. Controlá tu sueño

Si ya querés ir un paso más allá y tener un control específico de cómo dormís de forma diaria, aplicaciones como Sleep Cycle o pulseras smart como la Xiaomi Fit realizan un registro minuto a minuto de tus horas de sueño, indicando en qué momento comenzó tu sueño liviano y en qué puntos lograste un sueño profundo.

Además de darle una calificación a tu sueño, este tipo de dispositivos o apps, tienen funciones como:

-Registrar si hubo ronquidos y cuánto tiempo
-Registrar tus movimientos en la noche (y con esto indicar la calidad del sueño)
-Mantener un monitoreo semanal de tus horas de sueño e indicarte cuál es tu mejor horario para dormir
-Despertarte durante tu sueño liviano para que levantarse sea mucho más sencillo y rápido.